Bitcoin nace en noviembre 2008 con su publicación por parte de Nakamoto. Los años 2009 y 2010 marcaron su consolidación. Cuando el Bitcoin (BTC) equiparó su valor al valor del dólar en febrero 2011, se dio uno de los hitos más importantes en su historia.

A lo largo del 2011 se produjo la primera burbuja de Bitcoin, subiendo a 31 dólares por cada BTC, para luego retraerse a 2 dólares por unidad. En ese momento los responsables de las criptomonedas hicieron lo posible por regular los procesos, y en el 2012 se dio un crecimiento ligero pero continuo del Bitcoin hasta los 13 dólares por cada BTC.

En septiembre 2012, la comunidad Bitcoin recibió una buena noticia: la creación de la Fundación Bitcoin. Dicha fundación nació con el objetivo de:

«Estandarizar, proteger y promover el uso de la criptomoneda bitcoin para el beneficio de los usuarios de todo el mundo».

Un grupo de jóvenes emprendedores son los “padres originales” de la Fundación Bitcoin que incluyen a: Gavin Andresen, Charlie Shrem, Mark Karpeles, Peter Vessenes, Roger Ver, Patrick Murck y Mehul Puri.

Misión, Visión y Valores de la Fundación Bitcoin

En los documentos fundacionales se describe su Misión y se expresa que:

La Fundación Bitcoin coordina los esfuerzos de los miembros de la comunidad de Bitcoin, ayudando a crear conciencia sobre los beneficios de Bitcoin, cómo usarlo y los requisitos de tecnología relacionados, para los tecnólogos, reguladores, los medios de comunicación y todos los demás a nivel mundial”.

La Visión de la Fundación Bitcoin es:

“Convertir Bitcoin en un método aceptado a nivel mundial para intercambiar y almacenar valor que funcionará sin la necesidad de terceros”.

Además dentro de sus Valores destacan: la Intimidad, el acceso financiero, la descentralización, autonomía, suministro de dinero estable y la inclusión financiera.

Para los que creemos en la revolución de las criptomonedas, en estos enunciados vemos mucho de lo que representa Bitcoin. Creencias que se afianzan cuando leemos en el manifiesto de la fundación, el credo sobre los derechos financieros que cada ser humano tiene, que no pueden ser restringidos por gobiernos, reguladores, instituciones financieras ni por otros seres humanos. Dentro de éstos se destaca:

 El derecho a la privacidad en transacciones que no involucren daño a otros, así como a guardar sus ahorros y gastar su dinero, donde y cuando quiera y que no pueda ser restringida su participación en la economía por no estar bancarizado o no tener historial de crédito.

Críticas a la Fundación

Sin embargo, los seres humanos no estamos siempre a la altura de nuestras manifestaciones. Así, tenemos que la Fundación y su liderazgo han sido duramente criticados.

Mark T. Williams conocido como el “Profesor Bitcoin” es tal vez el mayor crítico de la Fundación. Éste considera que dicha fundación no tiene derecho a reclamar ser la protectora de un sistema, el cual a su juicio, sigue siendo “vulnerable e indigno de confianza”, y que sean las mismas autoridades de la Fundación las que han ido en contra de la legitimidad del Bitcoin.

Recordemos que Charlie Shrem se declaró culpable de ayudar en la operaciones ilegales de Silk Road y Mark  Karpeles CEO de Mt. Gox sigue envuelto en la pérdida de miles de criptomonedas.

Foto de unsplash